Afroditi

Una capa de caucho natural macizo que lo convierte en un colchón excepcionalmente elástico.
Este colchón flexible Afroditi está recomendado para cuerpos ligeros, también para camas abatibles/reclinables, gracias a su pronunciada flexibilidad. La funda de algodón acolchado con lana, mantiene la temperatura corporal constante durante todo el año.

 

Elasticidad: 4/4

Materiales naturales: Látex natural
Altura: ± 14 cm.
Funda: 100% algodón, lana acolchada
Dimensiones: Dimensiones personalizadas
Garantía: 4 años*.
Funda: El colchón se coloca dentro de una funda lavable de algodón 100% con cremallera perimétrica que garantiza el acceso a los materiales.
Ventaja: Cada colchón doble, a partir de 1,40 m, está inteligentemente compuesto por 2 colchones individuales perfectamente unidos dentro de una funda interior de algodón. Esta construcción no sólo aloja cómodamente a dos personas, permitiendo el movimiento independiente sin interrumpir el sueño del otro, sino que también simplifica el mantenimiento y el transporte.

BOOK A VISIT
Share this

¿Qué ventajas tiene dormir en un colchón sin muelles?

Dormir en un colchón sin metal, puede ofrecer varias ventajas sobre los colchones de muelles tradicionales.

Nuestros colchones ofrecen un apoyo más personalizado y preciso. El secreto de este apoyo excepcional reside en la elasticidad de la combinación de las distintas capas de materiales naturales. El colchón se adapta a tu cuerpo, no al revés.

Los colchones sin metal son más duraderos y resistentes que los clásicos colchones de muelles. Suelen mantener su forma y soporte durante más tiempo.
Además, eliminan posibles fuentes de ruido o crujidos, proporcionando un entorno de descanso más tranquilo.

Por último, pero no por ello menos importante, dormir sobre muelles puede contribuir o provocar campos magnéticos nocivos. Se está investigando sobre los campos electromagnéticos (CEM) y sus posibles efectos en la salud humana.

 

Instrucciones de lavado de la funda:

Lavar a 40° grados en el programa para prendas de lana o delicadas, sin centrifugar.
No usar lejía.
Secar en secadora a baja temperatura.
Se permite la limpieza en seco.
Secar en un lugar sombreado y ventilado, preferiblemente sobre una superficie plana.
También es aconsejable, antes de que se sequen completamente, estirarlas, para reducir las posibilidades de que encojan.